Translate the rain

lunes, 4 de agosto de 2014

La ucronía del vaso roto

Hoy es un lunes soleado y la vida, por suerte, sigue por su cauce.  La frontera entre la felicidad y el horror es a veces tan frágil que da que pensar. Esta semana publico una poesía, espero que os guste.



 La ucronía del vaso roto


Intoxicada por el azar,
la moneda gira  en el aire.
Descubre una cruz en el altar,
del dios que observa con desaire

Las flores se doblan envenenadas
por el sino del metal precioso
La esperanza se marchita, y la fe
se arrodilla ante el destino caprichoso

El hado traza una aventurada acrobacia,
aguzando el deletéreo filo del alambre,
El funambulista se muere de hambre
mientras el león engulle a la falacia.

Y yo, espectadora de ese circo, sin voto
miro tras el etéreo filo del cristal,
como el golpe del payaso me sacude brutal
y despierta la ucronía del vaso roto.

Tus grandes ojos cándidos,
mis temores  han sido liberados.
El domador adiestra la mente aturdida,
mi alma estremecida ruge perdida.

El látigo restalla contra el miedo.
El temor al fin vuelve a ser enjaulado,
y hago equilibrios sobre la filigrana
mientras el destino, inexorable, se desgrana. 

18 comentarios:

  1. Confío en que nos amplíes la poesía con algún comentario. A mí, por ejemplo, me recuerda más al «ceci n'est pas une pipe» de René Magritte que a la parábola del cristal roto :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mmm pues sí, no tiene nada que ver ni con una cosa, ni con la otra, de ahí mi comentario inicial.
      Esta semana a mi hijo se le dio por comerse, literalmente, un vaso de cristal. Evidentemente, tuve que sacar los cristales de su boquita con la subsiguiente llamada al 061 y visita a las urgencias. El hecho es que todo está bien. Pero pasé un susto de muerte y no pude dejar de dar vueltas en mi cabecita a lo que había ocurrido, creando ucronías malsanas y pensando, una vez superado un poco el impacto inicial, en lo terrible que puede llegar a ser el destino o el como en un segundo, todo puede cambiar. De eso va el poema, de la volatilidad y aleatoriedad del destino y de los miedos generados ante la ucronía.

      Eliminar
    2. Vaya con el leoncito y los sustos que da…
      Bueno, ya pasó.

      Ahora se entiende todo mejor: vaya mi primer +1 para tí :)

      Eliminar
  2. Poesía llena de metáforas, encriptada con la falacia e idiosincrasia de quienes viven el poder como si tomaran agua. (así al menos la veo yo). Saludos Sandra y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues te remito al comentario anterior, Frank ;)

      Eliminar
    2. Terrible el susto amiga (porque espero todo quedara en eso, un susto), los que tenemos hijos en algún momento de nuestra vida hemos pasado por eso, por un susto que nos ha dejado sin respiración durante un buen rato. Ahora bien, sigo pensando en que tu poesía me dice lo que te comenté (y la he vuelto a leer varias veces). Y el susto sigo sin verlo por ningún lado. Culpa mía sin duda...

      Eliminar
    3. Por suerte, como le explicaba a Lopekan, fue un susto sin ningún tipo de consecuencia. Gracias Frank. ;)

      Eliminar
  3. Sandra, creo que tienes una expresión poética con mucha, mucha fuerza; me pregunto si tienes otros poemas en los que te preocupes menos por la rima. Un cordial saludo, Sandra Parente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Esther. Hasta ahora nunca escribí poesía en prosa, pero nunca se sabe. Un saludo, Esther.

      Eliminar
  4. Lo fantástico de la creación es que el lector ignora el germen de la mksma y busca darle sentidos que ni al autor se le habrían pasado por la cabeza. Eso es auténtico proceso co-creador.

    Me alegro de que tu pequeño se encuentre bien

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Juan Carlos. Sí, es algo de lo mas curioso. Muchas veces cuando era mas joven y asistía a clases de literatura, me preguntaba si los autores verían todo lo que nos era explicado. Sin ponerme a la altura de los autores estudiados, resulta una experiencia curiosa.

      Eliminar
  5. Acepta infinitamente todos los contenidos; puedo ver aquello que los límites de mi recorrido existencial e intelectual alcanza a divisar. Que refrescante encontrar una verdadera "poeta" en este medio.

    ResponderEliminar
  6. Me acerco de vez en cuando y me maravilla lo currado que está tu blog y lo muchísimo que escribes y cuánto lo actualizas.

    En cuanto a tu poesía (esta y las otras que te he leído), me parece evocadora y sugerente aunque tengo un pero que ponerle: soy un maniático del ritmo y creo que los poemas funcionarían mejor con más trabajo con la métrica.

    Un saludo,
    Lómeron

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uys, tardé lo mío en ver tu comentario. Tienes razón, probablemente el ritmo sea la faceta que más abandone en la poesía. Siendo más joven, trabajaba mucho con la métrica, incluso escribí en alejandrinos.
      Hay algún poema que la trabaja en este blog llamado "Sin adiós".
      Gracias por tu comentario y un saludo, Lómeron.

      Eliminar