Translate the rain

martes, 17 de enero de 2017

El Imperio contraataca: paralelismos entre Roma y Star Wars (parte II)

   Estoy abrumada con el número de visitas de la primera parte de este artículo, con unas 8500 en tan sólo una semana. Para algunos, quizás sea poco. Yo me he quedado sorprendida. Sorprendida y agradecida.

   Dicho esto, y en este martes heleado y soleado, continuamos con este artículo. Nos habían quedado unas cuantas ideas en el tintero en la primera parte.
Terminamos en el momento en el que Palpatine alcanzaba la púrpura imperial, relacionándolo con el ascenso de Augusto. 

Más allá de la eternidad

   Desde ese momento, llaman la atención las palabras de Palpatine. Durante el discurso en el que proclama el Imperio, el hasta entonces canciller asegura que éste durará “más de diez mil años”[i]. Esta idea de pervivencia, claramente parece remitir al concepto romano de aeternitas que luego recogerá el III Reich.


   Roma aspiraba a la eternidad. Pero esta palabra no significaba para ellos lo mismo que para nosotros. 
   Recuerdo muy bien algunas de mis clases de Historia de Roma impartidas por un emérito catedrático al que, espero, la tierra le sea leve. Recuerdo como, entre las volutas del humo de sus puritos, ampliaba mi visión sobre Roma. Se detenía en conceptos en lugar de recapitular hechos, rompiendo con lo que yo creía y acrecentando mi admiración por aquella cultura. .
   Aeternus, pues,  proviene de la palabra aetas que significa “era”, “edad’, como cuando decimos “era de la información” o ‘Edad Moderna’. Aeternus  se asimila a “lo que pertenece a una edad”. En su propia visión de las edades de la humanidad, los romanos creían que a Roma le tocaba su propia edad, mil años según la profecía etrusca. Para cumplir adecuadamente con esa profecía, Roma no podía entrar en decadencia ni ser destruida. Roma debía pervivir y todo ello significó un gran programa de estabilidad. Roma duraría mil años, Roma sería eterna.
   Pero centrándonos de nuevo en la idea de Palpatine, se entiende por su discurso, que pretende inaugurar una nueva era. Una nueva edad, ampliando el tiempo de la República y sus 1000 años, para superar las barreras de la eternidad. De hecho, apela a la necesidad de estabilidad a lo largo de ese mismo discurso: “A fin de poder garantizar la seguridad y mantener la estabilidad, la República, de forma inmediata, se convierte en el primer Imperio galáctico”.

La guardia pretoriana y la guardia imperial

   Una vez en el poder, Palpatine se rodea de una guardia imperial.




  Esta guardia del emperador, de nuevo, nos remite a Roma y a la guardia pretoriana que fue formalmente creada por su primer emperador, Augusto (ya desde los tiempos de Escipión algunos líderes militares de importancia tenían a una guardia personal) y que, con el pasar de los años acabará tomando una enorme importancia en el devenir de la Historia del Imperio romano, ayudando a alzar o hacer caer emperadores.

El borde exterior, el limes y los reinos clientes

   El Imperio de Star Wars se extiende hasta los límites de la Galaxia y fuera de estos límites la vida se vuelve más salvaje. Hablábamos en el anterior artículo de las dificultades que experimentan ambas repúblicas en mantener estas fronteras y ahí, de nuevo, podríamos hacer otro símil, el de los limes o fronteras de Roma.

   Así mismo, dentro de estos límites, encontramos en el Imperio galáctico, reyes fácticos que conviven con el poder imperial. Es el caso de Jabba el Hutt cuyo ejemplo recuerda el de los reinos clientes de Roma. Estos reinos clientelares llegaron a ser importantes a la hora de entender el entramado defensivo del Imperio. Los soberanos de los estados clientes eran oficialmente designados por el Senado como “reyes amigos y aliados del pueblo romano”. En ese momento ―si no la poseían ya― recibían la ciudadanía romana. Sus reinos no eran independientes pero sí autónomos, convirtiéndose, de hecho, en estados vasallos o protectorados romanos.



   Volviendo a Jabba el Hutt, llama la atención las características de su corte, de tipo oriental. Cantantes, esclavos, vinos, comida a raudales, rodean una corte exuberante en la que la vida es diversión y en la que, incluso, encontramos ejecuciones convertidas en espectáculo a manos de criaturas salvajes.

Un nuevo paralelismo salta a la vista… Pero de éste y otros temas trataremos en la última entrega de esta serie de posts en la que hablaremos sobre todo, del ocio en ambos mundos.


Fotografías procedentes de: 



[i] http://es.starwars.wikia.com/wiki/Imperio_Gal%C3%A1ctico

No hay comentarios:

Publicar un comentario