Translate the rain

lunes, 6 de enero de 2014

Los reyes del malta



 Esta semana toca un microrrelato. Felices reyes a tod@s.



 Siento si le recibo de esta guisa, pero la vida casera no es la mejor amiga de la elegancia. Siéntese por favor, y tome lo que quiera. ¿El Whisky no es de su gusto? Es mucho más que una simple bebida. Tras varios tragos se destila el pasado y el presente, si se toma en compañía.  La melodía del hielo al contacto con el licor es digna de ser plasmada en una partitura. ¿No oye cómo murmura, tiembla, grita? Escuche… Son ecos del pasado, susurros del futuro.

Ya sé. Le cuesta discernir la lógica de mis palabras, pero le aseguro que la malta le será de ayuda. ¿Le gusta el Belén? No sé por qué lo pongo, soy ateo, aunque supongo que lo hago por la ilusión que se destila de los ojos de mi hijo. En realidad me autoengaño. ¿Le he hablado de mi opinión acerca de los Reyes magos? Quizás consiga explicarme gracias a ellos. Son una metáfora de la vida. Primero viene la ilusión y la confianza, luego el estupor, la incredulidad, la decepción, el vacío y, sin embargo, volvería a empezar. 

4 comentarios:

  1. Me encanta... Me gusta el whisky de Malta y además me sigo ilusionando el día de Reyes... Que bonito.

    ResponderEliminar
  2. Muy bonito. Y así es. Gracias, Sandra.

    Un saludo.

    ResponderEliminar