Translate the rain

lunes, 4 de noviembre de 2013

Keep calm and carry on








Son las 19:45 de este lunes y aún acabo de empezar a escribir esta entrada del blog. Informes, vacuna del niño, fisioterapeuta, llantos, obras en casa y un fin de semana fuera, me llevaron a esta situación. Me recuerda a aquellos odiosos domingos por la noche, terminando los deberes en una frenética carrera contra reloj amenizada con las sonoras voces de  mi madre de fondo reclamándome el no tenerlos hechos desde el  viernes.Gritos y llantos del niño, discusión con el de la obra por la chapuza que acaba de hacer (esto es como el trabajo salvo que tienes que pagar tú) y una frase muy de moda acude a mi mente como un martilleo: «Keep calm and carry on» («Mantén la calma y sigue adelante»).

La verdad es que no sé por qué pienso en esta frase si le tengo manía. No me suelen  gustar ese tipo de modas aunque ésta, en particular, tiene un origen llamativo y que probablemente desconoce la mayoría de la gente que lleva una camiseta, bebe de una taza o  compra cualquiera  de los muchos objetos del ingente merchandising  resultante de este lema o uno de sus  numerosos derivados.

Y es que resulta que los flemáticos británicos, allá por el año de 1939, en los albores de la Segunda Guerra Mundial, crearon un poster con la  ahora recurrida frase,  buscando subir la moral de la ciudadanía que vivía bajo amenaza de una invasión inminente. Sin embargo, al contrario de lo que se podría pensar hoy en día a la vista del éxito comercial, aquel póster apenas fue conocido y no fue hasta el año 2000 que éste fue redescubierto y usado como motivo de decoración. 

Es curioso pensar que la notoriedad  llegara en estos tiempos de recesión, corrupción y desconfianza  y no en el momento de su creación, con una terrible guerra amenazando las islas británicas. Si uno cree en la teoría de la conspiración, puede ser una campaña velada—o no tanto— , un especie de mensaje subliminal de las autoridades para que a pesar de los millones de parado, de la presión fiscal, de los múltiples casos de corrupción y  muchos recortes en el estado de bienestar, todo siga en calma. También puede que la fórmula del éxito del producto sea simplemente un eco de la conciencia colectiva buscando sosegarse ante el continuo manar de malas noticias y estupideces variadas. Desde luego, difícilmente puedo contestar a la duda, pero no hay nada como la flema británica para conseguir escribir la entrada de un post.

5 comentarios:

  1. XD Muy divertido, e interesante. Desconocía el origen de la expresión.

    ResponderEliminar
  2. Piensa sólo en lo más simple. Que hay alguien ganando un dineral con los derechos de autor del mensaje y todo el marketing creado, que es mucho.

    ResponderEliminar
  3. Pues yo he visto más frases irónicas y referenciales que la frase original, así que dudo que sea un rollo para ganar pelas con los derechos (a saber si eso es posible).

    Keep calm and la segunda ya tal.
    Keep calm and know the power of the dark side.
    Keep calm and have a relaxing cup of café con leche.
    Keep calm and call Ghostbusters...

    Y así todas.

    ResponderEliminar
  4. Pues picada por la curiosidad estuve buscando información sobre el tema de los derechos de imagen. Y encontré algo en este blog:

    http://www.cookingideas.es/el-origen-del-poster-keep-calm-and-carry-on-20120307.html

    Y lo más reseñable sería lo siguiente:

    "pero lo que realmente hizo que sea tan reproducido es el hecho que está bajo dominio público, es decir, cualquiera puede usarlo con los fines que mejor considere.

    Todo trabajo artístico o creativo hecho por el gobierno del Reino Unido tiene derechos de autor durante 50 años. Debido a que este tiempo ya había pasado, el dueño de Barter Books" (que fue la librería que redescubrió el poster) "tuvo toda la libertad de re-imprimir los posters a pedido de clientes. Lo cual derivó en la impresión de souvenirs (tazas, ropa, o alfombras) con el diseño y eventualmente se convirtió en una de los motivos de parodia más populares de nuestros días. Todo esto es posible, porque al no haber derechos de autor, no hay límites en el nivel de creatividad que se puede aplicar alrededor del póster, porque, simplemente, puedes hacerlo."

    ResponderEliminar